Discursos

Debate político sobre ajustes en el gabinete

Legislador: Fernando Elizondo Barragán
Legislatura: XLII (1952-1955) Legislatura Periodo:2009 LXI (2009-2012)
Tipo de Periodo: Ordinario Fecha:martes, 15 de diciembre de 2009
Tipo de sesión: Ordinaria  

Debate político sobre los ajustes en el Gabinete y la propuesta de nombramiento para la Junta de Gobierno del Banco de México.

 -EL C. SENADOR FERNADO ELIZONDO BARRAGÁN: Con su permiso, senador presidente; compañeras, compañeros.

                Ciertamente los nombramientos que se han dado recientemente por parte del Presidente de la República son de gran trascendencia. Pero no son algo inusitado y no son algo raro, en particular como ajustes, digámoslo así, de medio tiempo en el sexenio. Es muy común que en gobiernos como el nuestro, pasada una primera etapa, se ajuste el equipo para dar continuidad al trabajo y a cometer de mejor manera la segunda etapa y el final del periodo.

                Estos nombramientos, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Desarrollo Social, son de gran trascendencia, porque si nos damos cuenta, están incidiendo directamente en la política económica por un lado y la política social  por el otro, que son dos pilares importantísimos de la conducción gubernamental en nuestro país.

                Como bien dijo el compañero Graco Ramírez, de estos nombramientos sólo nos corresponde juzgar, aprobar o rechazar el nombramiento de un nuevo miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México. Los otros nombramientos no nos corresponde, aunque se ha elaborado suficiente en esta tribuna a este respecto  en cuanto al nombramiento  del Banco de México, creo que no hay nadie, nadie en esta Asamblea que cuestione los méritos, las credenciales, la experiencia y el prestigio del funcionario recién nombrado, propuesto a nuestra consideración y que tengo la seguridad que en unos momentos más podremos aprobar su nombramiento.

                Ciertamente tiene todas esas credenciales y a quienes temen por la autonomía del Banco de México, yo les recordaría que estamos designando a uno de cinco, uno de cinco miembros de la Junta de Gobierno, quien estime que el Gobernador del Banco de México puede manipular  o hacer lo que quiera con los otros cuatro miembros es que no conoce cómo se toman las decisiones en una institución así.

                Oímos con beneplácito ayer que recibíamos en las Comisiones Unidas al doctor Carstens, oíamos con beneplácito que el propósito y la visión del doctor Carstens es hacer que el Banco de México, efectivamente no se limite a la estrecha tarea de vigilar el poder adquisitivo de la moneda y la política monetaria, sino que en coordinación, en colaboración, en articulación con las demás instancias que inciden en estas políticas económicas, se lograra, además de su estabilidad, que es una condición necesaria, pero no suficiente para el crecimiento, el Desarrollo, el bienestar, que se lograra avanzar en estos otros rubros,  empleo y crecimiento.

                Y ciertamente yo creo que ese es el enfoque  adecuado, autonomía no puede significar desarticulación, no puede significar descoordinación, lo que significa autonomía es coparticipación con independencia de criterio y con libertad de decisión en las decisiones económicas fundamentales de este país.

                Se ha mencionado en diversas ocasiones que estos nombramientos tienen un tinte político porque corresponden a miembros del equipo del Presidente Calderón, y yo preguntaría qué esperamos, qué cosa diferente podemos esperar, qué cosa diferente sucede en las repúblicas presidencialistas modernas.

                Tenemos en el Poder Legislativo una especie de ambivalencia entre el sistema que está consagrado en nuestra Constitución que es  Presidencialista y el deseo de que el Poder Legislativo participe más en la conducción de las políticas públicas. Pero en estas materias, amigas y amigos, no podemos estar a medias tintas, a medias aguas,  si queremos que el Legislativo autorice los nombramientos del gabinete en el Ejecutivo,  entonces tendremos que adoptar un régimen parlamentario que le dé al Ejecutivo  instrumentos de balance como son la posibilidad  de disolver al Parlamento y convocar a nuevas elecciones cuando se dan ciertas condiciones.

                Yo creo que la identificación de corrientes de pensamiento que a final de cuenta esos son los partidos, las corrientes de pensamiento bien identificadas con un gobierno, lo que le dan esa identidad y dirección a ese gobierno, y lo que necesita nuestro pueblo es saber cómo gobierna cada una de las corrientes  que prevalecen en nuestro espectro político, sería una confusión generalizada tener gabinetes variopintos con componentes de diferentes ideologías que multiplicaran las dificultades ya de por sí importantes para la coordinación de las políticas públicas aún dentro de un gabinete que tiene identificados  su forma de pensar y su visión política.

                Nuestro grupo parlamentario  en lo que se refiere a la función que tenemos que cumplir nosotros, desde luego que dará su voto de respaldo  y su voto de confianza al Doctor Agustín Carstens como nuevo miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México y también, dado que se han mencionado los otros nombramientos, desde aquí damos un voto de confianza al nuevo Secretario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y al  nuevo Secretario de Desarrollo Social, tenemos confianza de que harán un equipo fuerte, un equipo valioso para llevar adelante las políticas de gobierno como las plantea Acción Nacional y como las queremos para México, un voto a favor  del Doctor Carstens, un voto de confianza para los otros Secretarios.

                Muchas gracias.

Realizar otra búsqueda